AIDA: ESTRUCTURA TU CONTENIDO DE VENTA

No siempre tenemos claro como estructurar nuestro contenido a la hora de escribir, bien sea el post de nuestro blog, una Newsletter, un Broadcast, toda una serie de Email Marketing,… O simplemente un anuncio en Facebook Ads. Y por eso hoy queremos hablarte de AIDA.

AIDA representa el modo en el que debes estructurar tu contenido de venta para que resulte tanto atractivo como eficiente para tus intereses.

AIDA corresponde a las iniciales de:

Atención, Interés, Deseo, Acción.

Se trata de un guión que nos permite guiar a nuestro público objetivo y a nuestros futuros clientes desde el principio hasta el final.

AIDA javieryeva.com

 

ATENCIÓN

Lo primero que debemos conseguir es la atención del lector. Está es la parte fundamental, ya que si no la consigues, sencillamente todo lo que vendría detrás ya no tendrá sentido.

Y lo primero que debemos hacer para conseguir llamar la atención es tener un buen Titular.

Un titular que capte la atención del lector y haga que este siga leyéndonos o prestándonos su deseada atención.

Un modo de conseguirlo es anticipar en el titular el beneficio que va a conseguir si sigue leyendo.

Puedes incluso utilizar un pretitular que te ayude a segmentar a tu audiencia y te facilite dirigirte a tu público objetivo.

INTERÉS

Una vez tenemos la atención, llega el segundo paso. Hay que mantener el interés.

Básico y que debes tener en cuenta es: No te enrolles. Se claro, conciso, directo.

Si algo es demasiado largo y con poco interés tienes todas las papeletas para que dejen de leerte.

En la medida de lo posible, no uses demasiados adjetivos y adverbios, que relentizan la lectura, y céntrate más en los verbos. De mismo modo haz frases cortas. Si son excesivamente largas, no sólo pueden acabar cansando, sino que además son menos comprensibles.

Es momento de que muestres al lector que entiendes la situación en la que se encuentra, que conoces su “dolor” y puedes ayudarlo porque tienes la solución a su problema.

DESEO

Ya le hemos hablado de su problema, le hemos hecho saber que comprendemos la situación en la que se encuentra y por donde está pasando.

Ahora es momento de que imagine los beneficios de lo que tú le ofreces, bien sea un servicio, un producto,…

Visualizar la situación en la que su problema no sólo ya no esta presente, sino que el lector se encuentra ya disfrutando de los beneficios de haber tomado la decisión de solucionarlo.

Para conseguir el deseo, también ayuda que cuantifiques los resultados, la ambigüedad no ayuda. Cuéntale como vas a resolver su problema.

Del mismo modo puedes enlazar el benefició con un instinto. Aunque pueda parecer algo extraño es muy eficaz.

También aumenta el deseo que introduzcas la escasez. Por ejemplo con una oferta limitada, con unos bonos especiales sólo para unos días,…

Llega el momento de incluir pruebas sociales, aquellas en las que demuestres como funciona lo que haces. Testimonios que ya han cambiado de vida gracias a ti o a tu producto.

ACCIÓN

En último lugar de esta estructura AIDA, llega el momento de la acción.

Es el momento decisivo.Y para conseguirlo, ni puedes ni debes olvidar una llamada a la acción. Indica que es lo que quieres que haga. Puede ser descargar un ebook, comprar un producto, compartir en contenido, darle al Like, ….

 

Esperamos que ahora tengas más claro el orden a la hora de estructurar tu contenido.

Esperamos tus comentarios 🙂

 

.

Comentarios

comentarios